Café Soluble

El café instantáneo sigue siendo una de las formas más rápidas, fáciles y sabrosas de disfrutar de un buen café por las mañanas, está presente en los desayunos de muchos hogares.

Tienda online de café instantáneo


¿Qué es el café soluble?

El café soluble es un tipo de café instantáneo que se obtiene a partir de granos de café torrefactos y molidos finamente. El polvo resultante se mezcla con agua caliente para preparar una taza de café instantáneamente. El café soluble es conocido por su comodidad y rapidez de preparación, ya que no requiere de molienda ni preparación específica. El café soluble es una opción popular para aquellos que buscan una forma rápida y fácil de disfrutar de una taza de café, especialmente en entornos donde no hay acceso a un molinillo de café o a una cafetera de goteo.

Café soluble más vendido en Amazon

Gran variedad de cafés solubles en polvo de la más alta calidad: café con y sin cafeína. Pruébalos y descubra que el sabor de un buen café soluble.

En el mercado encontrarás muchas posibilidades y variedades diferentes y sorprendentes.  Nosotros te recomendamos Marcilla Creme, su sabor no te defraudará.


El café soluble también es muy utilizado para cocinar y hacer todo tipo de recetas y dulces, mousses, tiramisú, cremas y helados caseros. El café soluble aporta todo el sabor y no modifica la textura.

¿Cómo se hace el café soluble?

Hacer café soluble es un proceso sencillo que se puede hacer en casa utilizando café molido y agua caliente. Aquí te presento una forma de hacerlo:

  1. Calienta el agua: Calienta el agua en una olla o en una cafetera eléctrica hasta que alcance una temperatura de aproximadamente 200 grados Fahrenheit (93 grados Celsius).
  2. Mezcla el café: En un recipiente, mezcla el café molido con el agua caliente en una proporción de 1:16 (es decir, 1 parte de café molido por 16 partes de agua). Ajusta las proporciones según tu gusto.
  3. Deja reposar: Deja reposar la mezcla durante unos minutos para que el café se disuelva completamente.
  4. Cuela: Cuela la mezcla a través de un colador fino o una tela para eliminar los restos de café.
  5. Sirve: Sirve el café soluble caliente y añade leche o azúcar al gusto.

Puedes añadir diferentes especias o miel para darle un sabor diferente al café soluble, también puedes usar una proporción diferente de café molido y agua según tu preferencia.

Ten en cuenta que el café soluble no es lo mismo que el café instantáneo, ya que el soluble se hace a partir de café molido y el instantáneo es café deshidratado.

¿Cuál es la mejor marca de café soluble?

No hay una marca de café soluble que sea considerada universalmente «la mejor», ya que el sabor es subjetivo y puede variar de persona en persona. Sin embargo, algunas marcas populares de café soluble incluyen:

  • Nescafe: es una marca reconocida a nivel mundial, ofrece una gran variedad de sabores y formatos de café soluble.
  • Taster’s Choice: es otra marca popular de café soluble, ofrece una gran variedad de sabores y formatos
  • Folgers: es una marca estadounidense que ha estado en el mercado desde hace muchos años, ofrece una gran variedad de sabores y formatos de café soluble.
  • Maxwell House: es una marca de café soluble estadounidense con una amplia gama de sabores y formatos.
  • Jacobs: es una marca de café soluble alemana muy popular en Europa, ofrece una gran variedad de sabores y formatos.

Es importante que pruebes diferentes marcas y sabores de café soluble para encontrar el que mejor se adapte a tus gustos personales.

¿Cuáles son los beneficios del café soluble?

El café soluble tiene varios beneficios, algunos de ellos son:

  • Contiene cafeína: El café soluble contiene cafeína, una sustancia estimulante que puede ayudar a mejorar la concentración, el rendimiento cognitivo y el estado de alerta.
  • Rico en antioxidantes: El café soluble es rico en antioxidantes, que pueden ayudar a proteger el cuerpo de los daños celulares causados por los radicales libres.
  • Puede ayudar a perder peso: El café soluble puede ayudar a aumentar el metabolismo y aumentar la quema de calorías, lo que puede contribuir a la pérdida de peso.
  • Puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades: El café soluble puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes y ciertos tipos de cáncer debido a su contenido de antioxidantes.
  • Fácil de preparar: El café soluble es muy fácil de preparar, ya que solo se requiere agregar agua caliente, lo que lo hace ideal para personas con prisa o para llevar de viaje.

Ten en cuenta que el café soluble debe ser consumido con moderación, ya que un consumo excesivo de cafeína puede causar efectos secundarios como nerviosismo, insomnio, dolores de cabeza y aumento de la frecuencia cardíaca. También es importante seguir las recomendaciones de ingesta diaria de cafeína según las normativas de tu país.

¿Cuáles son las ventajas del café soluble?

El café soluble tiene varias ventajas, incluyendo:

  • Comodidad: El café soluble es muy fácil de preparar, ya que solo requiere agregar agua caliente. Esto lo hace ideal para personas con prisa o para llevar de viaje.
  • Longitud de conservación: El café soluble tiene una vida útil más larga que el café molido, ya que no se oxida fácilmente.
  • Consistencia: El café soluble ofrece una consistencia uniforme en cada taza, ya que se prepara con proporciones precisas de café y agua.
  • Ahorro de espacio: El café soluble ocupa menos espacio en comparación con el café molido, ya que se vende en paquetes pequeños.
  • Variedad: El café soluble se puede encontrar en diferentes sabores y marcas, lo que permite a los consumidores probar diferentes opciones.
  • Costo: El café soluble suele ser más económico que el café molido, ya que se produce y transporta con menores costos.

El café soluble no tiene el mismo sabor y aroma que el café recién preparado con café molido. Sin embargo, para muchas personas es una alternativa práctica y económica.

¿Cuáles son las desventajas del café soluble?

Aunque el café soluble tiene varias ventajas, también tiene algunas desventajas. Algunas de las desventajas del café soluble incluyen:

  • Menor calidad de sabor: A menudo, el sabor del café soluble no es tan rico y completo como el del café fresco molido.
  • Menor aroma: El aroma del café soluble también es menor al del café fresco debido a la naturaleza instantánea del producto.
  • Contenido de conservantes: Algunos fabricantes añaden conservantes al café soluble para prolongar su vida útil.
  • Puede ser más caro: El café soluble puede ser más caro que el café fresco molido en el largo plazo
  • Contenido de cafeína: El café soluble suele contener menos cafeína que el café fresco debido a la naturaleza instantánea del producto.
  • Contenido de azúcar: Algunos fabricantes añaden azúcar al café soluble para mejorar su sabor, lo cual puede ser un inconveniente para aquellos que buscan una opción más saludable.
  • Contenido de sal: Algunos fabricantes añaden sal al café soluble para mejorar su sabor, lo cual puede ser un inconveniente para aquellos que buscan una opción más saludable.

Estos puntos son un ejemplo, y pueden variar dependiendo de la marca y el tipo de café soluble que se este utilizando.

¿Qué tipos de café soluble existen?

Existen diferentes tipos de café soluble, entre ellos:

  • Café instantáneo: Este tipo de café soluble se fabrica a partir de granos de café molidos y tostados que se han deshidratado para que se puedan disolver fácilmente en agua caliente.
  • Café en polvo: Este tipo de café soluble se hace a partir de granos de café molidos, pero no se deshidratan. Puede ser mezclado con agua caliente o fría para preparar una bebida.
  • Café en cápsulas: Este tipo de café soluble se vende en cápsulas de plástico o aluminio. Estas cápsulas se utilizan con máquinas específicas para preparar un café individual.
  • Café en grano solubles: Este tipo de café soluble se hace a partir de granos de café molidos y tostados, pero en lugar de deshidratarlos, se empaquetan inmediatamente.
  • Café orgánico o de comercio justo : Estos tipos de café soluble son producidos con granos de café orgánicos o de comercio justo, garantizando una mejor calidad y una producción sostenible.

¿El café soluble tiene menos cafeína que el café fresco?

El café soluble generalmente tiene menos cafeína que el café fresco. El proceso de deshidratación utilizado para hacer el café instantáneo reduce la cantidad de cafeína en el producto final. Sin embargo, la cantidad exacta de cafeína varía dependiendo del tipo de café soluble y la marca específica. Por otro lado, en el caso de las cápsulas de café, las dosis de cafeína pueden variar dependiendo del fabricante y del tipo de café que se utilice, pero en general es similar al cafe fresco. Es recomendable leer las etiquetas de los productos o preguntar al fabricante para obtener información precisa sobre la cantidad de cafeína en un producto específico.

¿Cuáles son las diferencias entre el café instantáneo y el café soluble?

El café instantáneo y el café soluble son dos tipos diferentes de café, con diferentes procesos de producción y características:

  • Proceso de producción: El café instantáneo es producido a partir de café molido que ha sido deshidratado, mientras que el café soluble es producido a partir de café molido que ha sido mezclado con agua y luego filtrado para crear un polvo fino.
  • Sabor y aroma: El café instantáneo suele tener un sabor y aroma menos intenso que el café soluble, ya que el proceso de deshidratación del café instantáneo puede afectar el sabor y aroma del café. El café soluble suele tener un sabor y aroma más cercano al café recién preparado.
  • Mezcla: El café instantáneo se vende generalmente en forma de polvo, listo para mezclar con agua caliente. El café soluble se vende generalmente en paquetes pequeños y se mezcla con agua caliente antes de servir.
  • Conservación: El café instantáneo tiene una vida útil más larga que el café soluble, ya que el proceso de deshidratación ayuda a conservar el café durante más tiempo. El café soluble suele tener una vida útil más corta y se recomienda consumirlo en un corto plazo.
  • Costo: El café instantáneo suele ser más económico que el café soluble debido a su proceso de producción y vida útil más larga.

Tanto el café instantáneo como el soluble son opciones prácticas y económicas para personas que buscan una forma rápida y fácil de preparar café, pero el sabor y aroma no es el mismo que el café recién preparado con café molido.

¿Qué diferencia hay entre el café soluble y el café molido?

La principal diferencia entre el café soluble y el café molido es el proceso de fabricación. El café soluble se fabrica a partir de granos de café molidos y tostados que se han deshidratado para que se puedan disolver fácilmente en agua caliente. El café molido, por otro lado, se hace a partir de granos de café molidos y tostados que no se deshidratan y se venden en paquetes para que se puedan preparar en casa.

En cuanto al sabor, el café molido suele tener un sabor más fuerte y complejo debido a su mayor frescura, mientras que el café soluble tiene un sabor más suave debido al proceso de deshidratación. En cuanto a la cafeína, el café molido tiene una mayor cantidad de cafeína que el café soluble debido al proceso de deshidratación.

Otra diferencia es que el café molido requiere una máquina para prepararlo, ya sea una cafetera, una french press, una moka o una aeropress, mientras que el café soluble solo necesita agua caliente.

¿Cuáles son las recetas con café soluble?

Existen muchas recetas que pueden utilizar café soluble como ingrediente, algunas de las más populares son:

  • Café instantáneo: Es la forma más básica de preparar café soluble, simplemente se mezcla una cucharada de café instantáneo con una taza de agua caliente.
  • Café con leche: Para preparar este café, se mezcla una cucharada de café instantáneo con una taza de leche caliente y se remueve bien.
  • Café irlandés: Para preparar un café irlandés, se mezcla una cucharada de café instantáneo con una cucharada de whiskey y se añade una cucharada de azúcar.
  • Frappé de café: Para preparar un frappé de café, se mezcla una cucharada de café instantáneo con leche, hielo y azúcar en una licuadora hasta que esté bien mezclado.
  • Cappuccino: Para preparar un cappuccino, se mezcla una cucharada de café instantáneo con leche y se espuma.
  • Café con chocolate: para preparar un café con chocolate, se mezcla una cucharada de café instantáneo con una cucharada de polvo de chocolate y se añade una taza de leche caliente.

Estas son solo algunas de las recetas posibles y puedes experimentar con diferentes cantidades de café soluble, leche y azúcar para encontrar el sabor que más te guste.

¿Cómo se almacena el café soluble?

El café soluble se almacena en un lugar fresco y seco, lejos de la luz directa del sol y de los olores fuertes. Es importante mantener el paquete bien cerrado para evitar la absorción de humedad y el contacto con el aire, ya que esto puede afectar al sabor y aroma del café. Es recomendable consumirlo dentro de un plazo de 6 meses después de abrirlo.

Esto y mucho más para tu café encuéntralo aquí tiendacafeteras.com